Do you remember?You remember?

https://www.facebook.com/watch/?v=249201809483620

Por mi tierra hay un refrán que no sé si por otras, también.

Dice así:

“A ningún cerdo le huele su mierda”

Día dedicado a los océanos.

“A buen entendedor, pocas labras bastan”.

“La rata”.

La rata sonrió en aquel momento aunque las fuerzas le flaqueaban.

Estaba sufriendo una incontinencia urinaria y, ¡sin precedentes!

A pesar de ello mostraba su dentadura blanqueada y perfecta.

Manteniendo la compostura con desparpajo, atrevimiento y, alevosía, optó por decir la verdad de lo ocurrido a su público.

De forma estilosa, aunque poco creíble, se disculpó ante sus conferenciantes, invitados y allegados.

Soltando la que sería la última carcajada, corrió hacia el aseo más próximo.

Ipsofacto llamó a su asistente personal, reposando en retrete de última generación y, todo acabó…

Los asistentes, quedaron estupefactos al confirmarse tal tragedia.

Ningún forense pudo dictaminar la causa de la muerte.