El senderismo y la escucha.

Os recomiendo este enlace: https://www.caminandoentresenderos.com/las-mejores-cascadas-de-galicia/

También os dejo una pequeña muestra de los encantos de las rutas, perdidas.

Para ejemplo; uno de mis vídeos.

El primero, en Agrela; concretamente en: “O Rego das Pías”. Un molino y, un lavadero, espectacular.

Sin embargo me frustra ver tanto abandono y falta de mantenimiento.

La España vaciada es resultado de incoherencias políticas. Cargos llenos de títulos de papel y, con muy pocos callos en las manos y en los pies.

El cerebro; musculo, no es.

Espero que lo disfrutéis tanto como yo.

Podemos encontrarlo en el Ayuntamiento de Brión.

“No hace falta presentarlos”.

Esto viene a cuento de: Esa España o, esos pueblos vaciados, abandonados.

“No hace falta presentarlos”.

Se presentan con una bonita cinta.

Pelo arreglado y, corbata de marca.

Acompañados de tijeras y,

unos periódicos, y periodistas que,

saben y huelen a… ¿Allegados?

¡Como no! Para hacerse la foto de turno.

¡Viva la democracia!

¿Dónde, una persona, es un voto?

¿Hay o, no hay, democracia?

Solo cuentan los aglomerados y, conglomerados.

No vale lo mismo el voto de un pobre.

¡Pobre…Desgraciado!

El voto de personas y gentes.

Las, gentes humildes, de pueblos chiquitos:

De esos pueblos, lejanos:

Alejados de grandes urbes y,

que aguantan como robles

mangoneos y, amañados.

Pero… Erase que de ésta forma era:

Unos meses antes del tijeretazo, al rabo;

ya está todo sin acabar, ¡ Pero! Acabado.

Ya tienen su, medalla falsa.

La de verdad, no se la han ganado.

-¡Sobra pólvora del Rey!

¿Le incluimos unas risas, cínicas, también?

Al fin y al cabo todo sale de, unos… Desgraciados.

¡Pedimos y pedimos a Bruselas!

¡Pagamos y pagamos intereses!

Pagamos, duramente,

a un grandioso, “Banco”.

Un estratégico… “Banco“.

Un delincuente de guante,” Blanco”.

Uno que por nombre,

se me ha ocurrido el de “Chistera”.

Un banco de tres patas que,

te deja en el suelo, si te sientas.

Una chistera de chiste que,

por bandera, lleva, doce estrellas.

A mi juicio, es un “asno”,

 de orejas, bastante estrechas.

¿Una chistera de conejos o,

unos conejos de chistera…?

¡Hasta la chistera, estoy de conejos y,

hasta de conejos, está harta mi chistera!

¿Pero, qué lengua je es ese?

Es el que sale de un pueblo, perdido.

Es de uno de esos, olvidados.

Me lo puedo permitir…¿NO?

¿Podréis legar a, un pobre… La palabra?

Siento dudas de, quién es, quién.

¿Quién es, en realidad, el pobre?

¿Quién es en realidad el desgraciado… ?????

Percepción.

“La percepción”.

Aprovechando que sus ojos no me miraban,

recorrí con sigilo todo su ser.

Con la rapidez más disimulada, en que pude hacerlo.

Me quedé con su color de pelo,

igualito que la miel del romero.

Miel de mieles, con toque, a frutos secos.

Sentía la fusión de mi rostro, con el suyo.

Muy cerca…¡Tan lejos!

Sus dedos no eran perfectos:

No así; el compás y, la armonía que emanaba,

el aleteo de sus manos.

Su elegancia en los movimientos.

Percepción, sin limitaciones; sin complejos.

Su piel era cual ámbar;

Con un toque dorado, tenue , distinguido.

Mis ojos se clavaron en su escote perfecto.

Perfecto, por no rallar lo atrevido.

Perfecto, por su adecuada sensualidad.

Levante la mirada dándome de bruces, con la suya.

Descubriendo a través de sus ojos, la belleza de su alma.

Al darse cuenta de que, la encontré,

cambiaron de color sus mejillas y,

sintiéndose como al desnudo; Todo se desvaneció…

Sin mediar palabra, su retirada , no tubo regreso.

Eres temido por adentrarte; aún sin quererlo, aún con respeto.

Te temen por la percepción.

Doy por supuesto lo escondido.

Guardamos pesados sacos llenos de recuerdos.

Amasamos, toneladas, de mentiras de patas cortas.

Acumulamos pañuelos con lágrimas falsas.

Atesoramos promesas que nunca se cumplieron.

Creemos que nuestros recuerdos les interesan a alguien.

No tienen fin nuestras mentiras, poco piadosas.

Mentiras endulzadas, con veneno.

¡Doy por hecho tanto!…

Que por dar tanto, por hecho:

Se convierte en volátiles, ingenuas.

todas, y cada una, de mis percepciones.